Audiencia Provincial de Barcelona: no más comisiones a cuentas de hipoteca

La Audiencia Provincial de Barcelona niega a los Bancos percibir comisiones de mantenimiento por cuentas bancarias en las que se cobra la hipoteca.

Las últimas semanas hemos sido conocedores de una sentencia pionera para los consumidores y usuarios dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona de fecha 31 de enero de 2019.

La parte demandante solicitó la nulidad de la cláusula sobre domiciliación del pago de las cuotas de amortización en una cuenta de la entidad prestamista y, por consiguiente, las comisiones que se habían devengado fruto de la domiciliación de dichos pagos.

Devolución de las comisiones

Es decir: las comisiones que cobre el banco por el mantenimiento de la cuenta bancaria que únicamente se destine al pago de los recibos de hipoteca domiciliados en ella serán nulas y, por consiguiente, deben ser devueltas.

El aspecto más interesante de la sentencia en cuestión se centra en el análisis que efectúa la Audiencia Provincial sobre la nulidad de dichas comisiones.

Y es que, según mantiene la Sala, la cláusula de domiciliación de los cobros en una cuenta bancaria de la entidad prestamista no es nula de por sí, sino que lo es en base al funcionamiento abstracto y oscuro que se efectúa para cobrar comisiones.

La sentencia mantiene que “no cabe declarar la nulidad de la cláusula impugnada por no ser abusiva en sí misma, sino la de la práctica abusiva que la parte demandada realiza con el cobro indebido de comisiones en relación con la cuenta que constituye el lugar del pago del préstamo hipotecario. Es su reconocido carácter indebido, lo que la convierte en abusiva, por no corresponderse con ningún servicio prestado. Ello debe conllevar el cese de dicha práctica…”.

¿Y en qué significa este pronunciamiento?

La sentencia declara la abusividad de la práctica o uso de la cláusula impugnada que supone el cobro de comisiones indebidas, de forma reiterada, en relación con la cuenta que constituye el lugar de pago del préstamo hipotecario, condenando a la entidad bancaria demandada a cesar en dicha práctica abusiva.

Toda una sentencia novedosa y pionera no solo en asuntos de temática similar, sino también para otros casos donde la aplicación cuestionable, incoherente o confusa de una cláusula puede llevar a su nulidad pese a su validez legal como cláusula contractual.

juan torrecilla

Juan Torrecilla, abogado de Auris Advocats

Especialidades:
Área Concursal
Área Mercantil
Procesal civil y mercantil

Deixa un comentari

Your email address will not be published.