¿Qué es un acuerdo de confidencialidad?

La mayoría de personas y empresas desconocen la importancia de firmar un acuerdo de confidencialidad (también conocido como “NDA” por sus siglas en inglés “Non-disclosure Agreement”).

En muchas ocasiones, cuando se está estudiando un proyecto para invertir en el mismo, o bien se quiere participar en un negocio y se estudian las posibilidades para hacerlo, las partes intercambian información que, en la mayoría de ocasiones, es información confidencial. ¿Cuántas de estas conversaciones terminan en nada?  ¿Y qué pasa con esa oportunidad de negocio o con ese know-how que se ha transmitido? ¿Lo puede utilizar la parte a quien se ha transmitido sólo por el hecho de participar en la negociación?

Para regular qué sucede en estas ocasiones, qué es información confidencial y cómo se puede utilizar la misma, es necesario firmar un acuerdo de confidencialidad de forma previa. Resaltamos “de forma previa” porque el momento clave para hacerlo es antes de iniciar conversaciones, cuando aún hay un interés de todas las partes en conocerse y ahondar en las posibilidades de hacer algo en común.

¿Qué es un acuerdo de confidencialidad?

Es un contrato privado firmado por todas las partes que intervienen en las conversaciones o negociación con el objetivo de regular y evitar la divulgación de información confidencial relacionada con una empresa o un negocio. El objetivo perseguido es que las partes se obliguen a respetar el secreto y la confidencialidad de la información que van a compartir, de forma que no llegue a manos de terceros, y a usarla sólo para el fin que se acuerde en el contrato.

Este deber de no revelación puede afectar a una parte (en este caso sería unilateral) u obligar a ambas partes (acuerdo bilateral).

¿Qué tipo de información es la que se protege mediante un acuerdo de confidencialidad?

Se trata de esa información que es mantenida en secreto y que no interesa que sea conocida por los competidores como el know-how, las estrategias de expansión, el modelo de negocio, listados de clientes y proveedores, las técnicas de marketing que se utilizan, datos financieros, derechos de propiedad intelectual o industrial.

Próximamente definiremos qué pactos es importante incluir en el acuerdo de confidencialidad. Puede que también te interese este artículo acerca de: ¿Cómo proteger nuestros secretos empresariales?

Anna Compte
anna@aurisadvocats.com

Especialidades:
Mercantil
Contratación civil
Conflictos societarios

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.