Mar 07 2018

¿SABES CUÁLES SON LOS TEXTOS LEGALES DE UNA WEB?

El Reglamento Europeo de Protección de Datos es de obligatorio cumplimiento a partir del 25 de mayo de 2018, y la obtención del consentimiento de los clientes y otros afectados es uno de los cambios que trae consigo el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (GDPR).

En el post anterior (link) os explicábamos con más detalle que implica la necesidad de obtener el consentimiento inequívoco o expreso, y que el consentimiento tácito pasaba a la historia. En nuestro post de hoy, nos centraremos en uno de los medios cada vez más habituales de obtención de datos de contacto de futuros clientes, nuestros medios de comunicación on-line y en los textos legales para las páginas Webs. (en próximos artículos trataremos las App).

Textos legales para páginas webs corporativas

A día de hoy se mantiene vigente la LSSICE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información), norma del año 2002 que regula, entre otros aspectos, contenidos que deben ir en cualquier página Web que representa a un negocio.

El nuevo Reglamento viene a complementar esta normativa, definiendo indirectamente qué contenidos han de estar publicados en toda página Web corporativa, independientemente de que sea meramente informativa o que ofrezca otro tipo de usos como una tienda online.

Una página Web corporativa, para estar legalizada, deberá contar con los siguientes apartados claramente visibles:

Los textos legales y el nuevo reglamento de proteccion de datos

 Aviso y política de Cookies

Una cookie (o galleta informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

En realidad, es una herramienta usada por casi todas las páginas Web para captar información del usuario que navega, cuáles son sus hábitos, qué consulta en nuestra Web, qué le interesa, etc. Vuestro programador deberá indicaros qué cookies tiene vuestra Web, pero sólo que la empresa utilice herramientas tan comunes como Google Analytics, ya está utilizando cookies.

Nuestra web deberá indicar al usuario que entra por primera vez, de forma visible y expresa, que la web utiliza cookies, el usuario deberá aceptarlo y deberá poder acceder a una política de cookies.En dicha política, deberá, entre otros aspectos, indicarse qué cookies concretas utiliza el sitio e indicar, si es posible, como deshabilitarlas.

Política de privacidad

Mediante este apartado, deberemos expresar al usuario qué política de privacidad ha implantado la empresa para proteger sus datos de navegación, u otros datos que pueda darnos al interactuar con nosotros a través de la página Web (por ejemplo, enviar información a través de un formulario).

Con el nuevo reglamento adquiere especial relevancia este apartado, pues en muchos casos será el sitio idóneo para incluir la información a la que se refiere la nueva normativa europea. Por ejemplo, podremos indicar quien es nuestro Delegado de Protección de Datos, la dirección de contacto para consultas relacionadas con la privacidad, la política de conservación de información, etc.

Aviso legal o Condiciones Generales de Uso:

En determinados portales hay dos apartados distintos, pero desde nuestro punto de vista pueden tratarse unitariamente porque en la mayoría de casos será un único apartado.

El aviso legal básico debe contener, como mínimo, los datos de la empresa o empresario que está detrás de esa página Web, nombre, NIF, dirección, etc.

Aprovecharemos también en este apartado para incluir información relevante para el usuario, como protección de contenidos de la Web (indicar si se pueden copiar o no, por ejemplo), exención de responsabilidad por contenido de enlaces externos, etc.

Es importante configurar un aviso legal a medida, explicar al usuario cuál es el objetivo del portal y medir hasta qué punto la información en él contenida nos puede vincular a futuro.

¿Y si tengo tienda on-line?

Si, además de promocionar mis productos o servicios estamos ofreciéndolos directamente por la Web, además de los contenidos anteriores deberemos tener en cuenta otras normativas y contenidos, como, por ejemplo: 

  1. Ley 44/2006 de 29 de diciembre, de mejora de la protección de los consumidores y usuarios. 
  2. RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU). 
  3. Ley 29/2009, de 30 de diciembre, por la que se modifica el régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para la mejora de la protección de los consumidores y usuarios.
  4. Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre

Así, nuestro aviso legal deberá incluir información relativa a la prestación del servicio y definir muy bien nuestras responsabilidades frente a terceros.

A tener en cuenta para los textos legales para páginas Web que sean e-commerce (tienda online)

  • Deberemos definir claramente nuestros precios, indicando si va incluido o no el correspondiente impuesto.
  • Deberemos definir la política de devoluciones, y que esta sea acorde con la normativa mencionada.
  • Deberemos definir qué gastos (envío, devolución) van aparte o están incluidos.
  • Incluiremos contenido obligatorio en función de la actividad a la que nos dediquemos y las normas que la regulan.

Como conclusión, es fácil realizar un previo diagnóstico de los textos legales para páginas Web y saber si cumple con la normativa vigente y si, además, está preparada para cumplir con la normativa Europea. Si no tiene aviso previo de cookies, y no tiene alguno de los avisos a los que nos hemos referido, es que debe ser revisada urgentemente.

Para cualquier duda que tengas contacta con nuestros abogados especializados en la implantación del nuevo RGPD

 

que es el DPO en el nuevo RGPD

 

 

 

 

 

 

 

 

Xavi Saula

Abogado – Socio Auris Advocats

Especializado en Protección de Datos

y adaptación al nuevo RGPD